En un convento, las religiosas en sus tiempos libres solo se la querian pasar sentadas en un sillón antiguo

En un convento, las religiosas en sus tiempos libres solo se la querían pasar sentadas en un sillón antiguo, que tenia como truco un pene que salia por el asiento al golpear el recargadero del brazo derecho.
Por tal motivo, las hermanas siempre peleaban por él, por lo que esto desconcertó a la madre superiora.
Cuando las hermanas se encontraban en sus actividades, se dirigió al sillón para descubrir lo que pasaba. Llego y se sentó y pensando en voz alta se dijo:
-“Quiero saber por que?” (al mismo tiempo que golpeo la recargadera derecha). Se le escapo un sonido al mismo tiempo que en su rostro se le dibujaba una mueca de asombro
Y vuelve a golpetear y a preguntarse: “por que…?” Y se queda pensando por un instante, y comienza:
-“por que, por que, por que, por que…”

Share Button
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún nadie a votado)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *