El voto de silencio

En un convento de monjes trapenses (que tienen voto de silencio y sólo podían decir una frase cada 10 años), al cabo de 10 años desde su entrada, un monje dice:
– Comida fría.
Transcurren de nuevo otros 10 años y el monje dice:
– Cama dura.
Esta vez pasan 5 años y el monje se va de la hermandad. Uno de sus compañeros en ese momento dice:
– ¡No me extraña! ¡Todo el día quejándose…!

Share Button
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún nadie a votado)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *