…Una vez entra un loco a una ferretería y le dice al dependiente:
Deme una libra de tabla.
El dependiente, sabiendo que las tablas se venden por pies o yardas se dice a si mismo, este quiere tomarme el pelo o cree que soy estúpido, pero le voy a seguir la corriente al loco este.
Seguido le dice el dependiente al loco:
Una libra de tabla, ¿Ah? ¿Se la pinto o se la envuelvo?
A lo que el loco le contesta:
¡No, démela así, me la voy a comer aquí mismo!

Share Button
Categorías: Chistes de Locos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies