Servicio italiano

Chistes Verdes

Un inglés llega a Roma en viaje de negocios. Entra a su cuarto de hotel y al comenzar a desvestirse tocan la puerta; es un italiano que le dice:

“Il signore vorrebbe una sigorina per fare l’amore?”

“¡No, mí venir sólo en viaje de negocios!”

Al rato, una vez hecho su aseo personal, tocan de nuevo a la puerta. El mismo personaje:

“Ma, non vorrebbe una signorina, cosí cosá?”

“¡No señor, no insista!”, y cierra la puerta con ímpetu.

Cuando ya estaba por dormirse, vuelve nuevamente el insistente ciudadano:

“E una giovanotta?”

“¡Mire, tráigame al Papa!”

El italiano se va, y el inglés se acuesta a dormir por fin; pero al rato, nuevamente, golpean la puerta. Era el italiano que, compungido dice:

“Guardi, il Papa proprio, no; ma, certo cardinale…”

Share Button
Chistes Verdes
Tarzán

Debido a la inocencia de Tarzán, que había vivido solo en la selva toda su vida, el día en que Jane lo conoció, ésta tuvo que darle una clase de sexualidad explicándoselo todo como si fuera un niño pequeño:

Chistes Verdes
Chiste sevillano

Una pareja sevillana acude a la consulta de un terapeuta sexual. Sin más preámbulos el caballero le dice: “Doctor, ¿Podría usted observarnos mientras tenemos un coito?” El médico queda un poco atónito, pero acepta.

Chistes Verdes
Ven al parque

Un padre con su hijo de 10 años se dirigía en taxi al Parque de Atracciones de Madrid para pasar la tarde. Al ir acercandose al aparcamiento, al niño le llamó la atención la cantidad de chicas de todas las razas, vestidas de forma extraña y con poca ropa, que …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies