Kung chang llamó a su jefe y le dijo:
– ‘jefe, hoy yo no tlabajal, yo estal enfelmo. Duele cabeza, duele panza, duele pielna, no voy tlabajo’

el jefe le responde:

– ‘kung chang, realmente hoy te necesito en el trabajo. Cuando me siento así de mal, le pido a mi esposa que tengamos sexo. Eso me hace sentir mucho mejor y puedo ir a trabajar. Deberías probar, te hará muy bien’.
Dos horas después, kung chang vuelve a llamar a su jefe y le dice:
– ‘¡jefe, no sabel qué decil! Glacias pol consejo, ya sentilme mucho mejol, enseguida yo il tlabajo felicito mucho, muy linda su casa, muy glande su cualto y muy buena su esposa’.

Moraleja administrativa:
‘la comunicación debe ser clara. Sea explícito cuando hable con sus colaboradores’.

Share Button
Categorías: Chistes de Jefes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies