Objetivos de amor

Pues esto es una mujer que en el 25 aniversario de su matrimonio, con mucha ilusión esa noche, se viste de lencería fina, con medias, ligueros y tacones de aguja incluidos, se pinta radiante y se pone de ese perfume intenso; entra insinuante en la habitación y se planta frente a su marido que está tumbado frente al televisor leyendo el periódico:

– Cariño, – dice la mujer -¿recuerdas cuando nos casamos, un día como hoy, hace 25 años? Aquella noche de bodas me dijiste:

“Te voy a besar los pechos hasta secártelos.”
“Te voy a acariciar el culito hasta que se te caiga.”
“Te voy a hacer el amor hasta que te vuelvas loca.”

– ¿No tienes nada que decirme hoy, 25 años después?

El marido pensativo la mira de arriba a abajo y le dice:
– MISION CUMPLIDA.

Share Button
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, puntos: 5,00 sobre 5)
Cargando…