La golondrina y la mierdaHabía una vez una golondrina que empezo a emigrar demasiado tarde en invierno, y se estaba congelando mientras volaba. Al final cayó a tierra, y ella creía estar ya acabada… pero entonces se le acerco una vaca que le
solto una plasta encima. Bueno, la caca estaba bien calentita, así que la golondrina se encontró mucho mejor y empezó a piar de satisfacción. Pero un gato oyó a la golondrina , la saco de la plasta, la limpio, y se la comió.
Esta historia tiene tres moralejas :
1) No todo el mundo que se te caga encima es tu enemigo.
2) No todo el mundo que te saca de un montón de mierda es tu amigo.
3) Si eres feliz y estas calentito dentro de tu montón de mierda, cállate.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies