…Había un loco que odiaba a un bancario que trabajaba cerca de su casa. Cuando el bancario salía de trabajar, el loco le decía:
¡Hey-hey!
El bancario alza su mirada y ve que el loco le dispara con la mano diciendo pum-pum-pum. El bancario se va sonriendo. Otro día el bancario sale de trabajar y el loco ya lo esperaba al filo del cuarto piso de su casa. Entonces, de nuevo el loco lo vuelve a llamar:
¡Hey-hey!
De nuevo, como lo odiaba, le vuelve a disparar pum-pum, el bancario se va riendo. El loco siempre lo esperaba al filito del cuarto piso para matarlo y el bancario se iba sonriendo.
Hasta que un día, el bancario sale muy enojado de su trabajo y el loco ya lo esperaba como siempre para matarlo al filito del 4to piso. El bancario pasa y el loco le dice:
¡Hey-hey! Pum-pum.
El bancario que no aguanta una, lo mira y le dice:
¡Loco tronado muere!, y con su mano hace pum-pum, el loco dice:
¡Oh!, se agarró la barriga y como estaba al filo se cayó.

Share Button
Categorías: Chistes de Locos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies