Una mujer y un hombre se ven envueltos en un accidente de transito, en uno realmente aparatoso. Ambos autos quedaron tot…

…Una mujer y un hombre se ven envueltos en un accidente de tránsito, en uno realmente aparatoso. Ambos autos quedaron totalmente demolidos, pero asombrosamente ninguno de ellos sufrió heridas. Después de forzosamente salir de sus autos, la mujer dice:
Entonces, usted es un hombre, que interesante, ¡Yo soy una mujer, Wow!
Solo mire a nuestros autos, no ha quedado nada de ellos, pero afortunadamente estamos ilesos. Esto debe ser una señal de Dios para que nos conociéramos y vivamos juntos en paz por el resto de nuestros días.
Estoy completamente de acuerdo con usted, replicó el señor, esto debe ser una señal de Dios.
La mujer continúa: Y observe esto, he aquí otro milagro mi carro está completamente destruido pero esta botella de vino no se rompió. De seguro Dios quiere que nos la bebamos y celebremos nuestra buena suerte. Entonces, le pasó la botella al señor. El caballero asintiendo con la cabeza, abre la botella y se da varios tragos monumentales. Luego se la devuelve a la mujer. La señora toma la botella, inmediatamente le pone la tapa y se la regresa al hombre. El hombre entonces le pregunta:
¿Es que usted no va a beber?
La mujer se limita entonces a decir:
No, creo que yo esperaré hasta que llegue la policía.

VOTA POR ESTE CHISTE
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún nadie a votado)
Cargando…
No hay comentarios

Deja un comentario

Chistes de Mujeres
El deseo

EL DESEO Érase una vez una pareja que cumplía su bodas de plata y también sus 60 años de edad. Durante la celebración tuvieron la visita de un hada madrina que les dijo: – Como premio por haber tenido un matrimonio ejemplar durante 25 años, les concedo a cada uno …

Chistes de Mujeres
El chiste del cajero adivino

Pues no se si saben el chiste del cajero adivino. Cajero de supermercado… que no me explique bien, que resulta que era una chica que entra en un supermercado y compra lo siguiente:

Chistes de Mujeres
La venganza

Después de una larga enfermedad, una mujer muere y llega a los portones del Cielo. Mientras espera por San Pedro, ella ve a través de las rejas a sus padres, amigos y todos los que habían partido antes que ella, sentados a una mesa, apreciando un banquete maravilloso.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies