Chistes D

Miles de chistes de todo tipo. Todos los días nuevos chistes. Chistes de Lepe, de politica, feministas y machistas, chistes para mayores y niños

Quiero unos zapatos pequeños

mayo 9th, 2016

Pues esto es un señor entra a una zapatería y en esto que se le acerca el vendedor:
-Buenas días, ¿Puedo ayudar en algo, caballero?
-Pues si, verá, quiero unos zapatos del número 42.
-Verá, señor, yo no es por llevarle la contraria, pero a simple vista puedo ver que usted calza al menos un 46.
-Me da lo mismo, eso no me importa, yo quiero un número 42, un numero 42 y nada mas, si no, no compro nada y me voy a otra tienda.
-Está bien (le contesta el vendedor con cara de asombro).
El dependiente le trae unos zapatos del número 42; el hombre se los prueba y le dice:
-Perfecto, me los llevo puestos.

Cuando va de salida del comercio, el vendedor se da cuenta de que el hombre va sufriendo porque los zapatos le aprietan mucho, andando casi de puntillas, que a cada pasito que daba parecía que se iba a desmaya. El vendedor, intrigado de por que compró unos zapatos tan pequeños, se le acerca y le dice:

-Señor, disculpe, pero no me puedo quedar con la intriga, ¿cómo es que compra sus zapatos tan pequeños, si se ve que está sufriendo porque no le quedan bien?

– Mire, le voy a contar mi historia: mi mujer me engaña con un compañero de trabajo; mi hija es prostituta; mi hijo es yonki; mi suegra vive con nosotros y me tira en cara la culpa de todos los problemas familiares…
¡El único placer que tengo en esta vida es llegar a casa y quitarme estos malditos zapatos!

No se pronuncia

mayo 4th, 2016

Resulta que esto es un hombre que llama al consultorio de su psiquiatra y le pregunta a la enfermera:
– Señorita, por favor, ¿ está el PESIQUIATRA

– No, señor, el doctor no está, y además, le aclaro para su información que no se dice “pesiquiatra”, si no “siquiatra” porque la p no se pronuncia.
¿Quiere dejarle algún mensaje al doctor, señor ?

Sí. Dígale que lo llamó edro érez el aciente al que ne se le levanta el ájaro.

Velocidad mental

marzo 27th, 2016

Un joven trabajaba en la sección verdulería de un supermercado.

Llega un señor de traje y le pide media lechuga.

El joven le pide que espere un poco que tiene que consultar al patrón porque nunca habían vendido media lechuga.

Va al fondo donde estaba el patrón, y le dice:

-” Jefe, ahí afuera hay un huevón que me pide “media” lechuga….!!”-

Estaba apenas terminando de decir esto cuando se dió cuenta que el mismo tipo estaba detrás de él.

Pero rápido de reflejos, el joven continúa: …

El chiste del cohete suicida al sol

marzo 1st, 2016

La nasa estaba planeando llevar un cohete suicida a el sol por lo cual busco varios interesados en el mundo y encontró un chileno un estadounidense un chino..

El jefe de la NASA empezó a hacer las entrevistas (primero con el chino)

Cuanto dinero pides antes del plan suicida?

-Un millon de dolares, 500.000 para mi y los otros 500.000 para mi familia le responde.

-hora le pregunta al estadounidense:y tu cuanto pides?

Yo pido 2 millones de dolares, un millón para gastarlos y el otro millón para mi familia

Despues entrevista al chileno:y usd cuanto pide?

-Mire caballero disculpeme,yo soy contratista.

-Contratista? – dice el jefe de la NASA…- Cómo que contratista ?

-Si mire, yo pido 3 millones de dolares.
El primer millon sera para usd por haberme contratado,
El otro millon me lo dejo para mi
Y con el otro millon mandamos al chino al espacio

El chiste del restaurantes eficiente

febrero 14th, 2016

Hace poco lleve a cenar a unos amigos a un restaurante, y note que el mozo que nos atendió llevaba una cuchara en el bolsillo de su camisa. Me parecía un poco extraño pero lo tome como algo casual. Sin embargo, cuando el encargado de mesa nos trajo el agua y los cubiertos, pude notar que el también tenia una cuchara en el bolsillo de su camisa. Miré entonces alrededor del salón y vi que todos los mozos, mozas, encargados, etc. llevaban una cuchara en sus bolsillos. Cuando el mozo regreso a tomar el pedido, le pregunte: “por que la cuchara?” “Bueno”, explico, “los dueños de la compañía últimamente contrataron a la consultora Andersen, expertos en eficiencia, con el objeto de revisar todos nuestros procesos. Después de muchos meses de análisis estadísticos, concluyeron que a los clientes se les caía la cuchara un 73 % mas frecuentemente que los otros utensilios. Eso representa una frecuencia de caídas de 3 cucharas por hora por mesa. Si nuestro personal se prepara para cubrir esta contingencia, podríamos reducir el número de viajes a la cocina y ahorrar aproximadamente 1.5 hora por persona y turno. En el momento en que terminamos de hablar un sonido metálico se escucho en la mesa de detrás.

Rápidamente, el mozo reemplazo la cuchara caída por la que llevaba en su bolsillo, y dijo: “Tomaré otra cuchara cuando vaya a al cocina en lugar de hacer un viaje extra para buscarla ahora”.

Yo estaba impresionado.

“Gracias”, le dije, “tenía que preguntar”.

“Ningún problema”, contestó, y continuó tomando nuestro pedido. Mientras mis invitados ordenaban, continué observando a mi alrededor. Fue entonces cuando observe, por el rabillo de mi ojo, una fina cuerda colgando de la bragueta del mozo. Rápidamente recorrí con la mirada el salón para asegurarme que todos los mozos llevaban la misma cuerda negra colgando de sus braguetas. Mi curiosidad fue mayor entonces, y antes de que se retirara el mozo le pregunte: “perdóneme, pero, por que…. eh… o para que la cuerda?.

“¡Oh si!”, contesto, y comenzó a hablar en un tono bajo. “No mucha gente es tan observadora”, me dijo, y continuó: “Esa consultora de eficiencia de la que le hablé encontró que nosotros también podíamos ahorrar tiempo en el baño”.

“¿Cómo es eso?”, respondí.

“Vea, me dijo, “atando este hilo fino a la punta de nuestro, eh……, de uno mismo, podemos sacarla sobre el mingitorio sin tocarnos , y de esa forma eliminar la necesidad de lavarnos las manos, acortando el tiempo consumido en el ban’o en un 93 %”.”Que bien”, dije,”eso tiene sentido”. Pero luego, pensando en el proceso, volví a preguntarle. “Eh, espere un minuto. Si la cuerda le ayuda a sacarla, como la vuelve a guardar?””Bueno”, susurro, “no sé cómo harán los otros, pero yo uso la cuchara”.

Un médico, un abogado y un matemático están hablando de si es mejor tener una esposa o novia.

julio 25th, 2015

Un médico, un abogado y un matemático están hablando de si es mejor tener una esposa o novia. Empieza el abogado:
– Obviamente, lo mejor es tener una novia; porque el divorciarte de tu mujer puede ser muy difícil, en cambio cortar con una novia es fácil
El doctor dice:
– No, no, está claro que el tener una mujer te evita el estrés y mejora tu salud
El matemático dice:
– Lo mejor es tener las dos; así consigues que la esposa se crea que estás con la otra, la otra se cree que estas con la esposa, y mientras tanto tú puedes hacer matemáticas

El chiste del actor que tenia un tic

junio 8th, 2015

Un tío va a hacerse unas pruebas para la tele y tiene un tic nervioso que le hace guiñar un ojo continuamente.
– Pero hombre, ¿cómo quiere que le contratemos así?
– No, si se me pasa con una aspirina, espere, que tengo por aquí una en el bolsillo….
El tío se hurga los bolsillos y intentando encontrar las aspirinas saca cajas de preservativos de 10, de 15, de 20, de todas las marcas posibles.
– Parece que a usted le va bien con las mujeres, ¿eh?.
– ¡Que va! Si ligo menos que nadie.
– ¿Y entonces todo esto?
– ¿Ha probado usted alguna vez a entrar en una farmacia y pedir una caja de aspirinas guiñando un ojo?

 

Las pastillas para adivinar

junio 2nd, 2015

En la feria de un pueblo un charlatán anuncia a voz en grito:
– Señoras y señores, tengo el gusto de ofrecerles el invento más sensacional del siglo XXI: “las píldoras para adivinar”. Sólo cuestan un euro.
Uno del pueblo compra una caja. La abre y se echa una píldora a la boca.
-¡Pero si es de menta!

– ¿Lo ven ustedes? – dice el charlatán – Acaba de comprarla y ya empieza a adivinar

Era un pescador que todos los sábados, a las 6 de la mañana …

junio 2nd, 2015

Era un pescador que todos los sábados, a las 6 de la mañana, acudía a pescar a San Carlos de la Rapita. Prepara los aparejos y el anzuelo y los echa al agua.
Al rato un tío se le pone al lado.
Sábado, ocho de la mañana, el pescador con la caña y el tipo al lado.
Sábado , una de la tarde, el tío con la caña y el menda al lado.
Sábado, siete de la tarde, el tío con la caña y el nota al lado.
Domingo, seis de la mañana, el tío con la caña y el tipo al lado.
Domingo, una de la tarde, el tío con la caña no puede más y le dice:
– A usted también le gusta la pesca ¿no?.
– ¡A mí, que va, yo no tendría paciencia oiga!.

Chistes D

Miles de chistes de todo tipo. Todos los días nuevos chistes. Chistes de Lepe, de politica, feministas y machistas, chistes para mayores y niños

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies