Una pareja se fue de vacaciones a una laguna donde se podia pescar. El esposo amaba pescar al amanecer y a su mujer le encantaba leer. Una mañana, el esposo volvió después de varias horas de pesca y decidió tumbarse y dormir una pequeña siesta. Aunque no estaba familiarizada con el lago, la esposa decidió salir a pasear en el bote. Remó una pequeña distancia, ancló el bote y retomó la lectura de su libro.
Al poco rato apareció un guardia en su bote. Llamó la atención de la mujer y le dijo:
– Buenos dias, señora… ¿Qué está haciendo?
– Leyendo – respondió ella, pensando “¿Es que acaso no es obvio?”
– Se encuentra en un área de pesca restringida.
– Pero si no estoy pescando…! ¿No lo ve?
– Si, pero tiene todo el equipo. Tendré que llevarla conmigo y ponerle una multa.
– Si usted hace eso lo denunciaré por violación! – dijo la mujer indignada.
– Pero si ni siquiera la he tocado…!
– No, pero tiene todo el equipo!

Share Button
Categorías: Chistes Verdes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies