Una ninfómana en plena crisis deambula por la calle.
De golpe le entran unas ganas terribles: tiene que follar sin falta. Llama a todas las puertas pero no encuentra a nadie. Entonces ve una iglesia y entra. No hay nadie excepto el cura que le dice:
-“que desea hija mia?”
-“te deseo a ti, tómame”
-“perdone?” dice el padre.

-“tómame, fóllame, no puedo más!!!!”
-“pero hija, estás en la casa de Dios!!”
-“no me importa, quiero que me folles ya!”
-“pero no puedo! soy un cura!!”
La chica se desnuda y se estira sobre el altar. Tiene un cuerpo imponente,y el cura no sabe que hacer, no puede más, le entran los calores, se mira hacia la cruz y le pregunta a jesucristo:
-“señor, ¿ qué hago?”
Y jesús le responde:
-“desclávame cabrón, desclávame!!!”

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies