Una ceremonia en un Templo Shaolin

Discípulo:
-Sabio Maestro, podría enseñarme la diferencia entre una perla y una mujer?

Maestro:
-La diferencia, humilde aprendiz, es que a las perlas, esas gotas de
mar enhebradas, se les puede entrar por dos lados, mientras que a una
mujer, solo por un lado.

Discípulo (un tanto confuso):
-Pero Maestro, la eternidad me guarde de contradecir vuestra himaláyica sabiduría, pero oí decir que ciertas mujeres permiten entrar por los dos lados.

Maestro (con una sonrisa delicada):
-En ese caso, discípulo afanoso, no se trata de una mujer sino de una perla.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies