Un mexicano con grandes pistolas bebia su tequila en la barra de una bar, cuando entra otro mexicano con cara de pocos a…

…Un mexicano con grandes pistolas bebía su tequila en la barra de una bar, cuando entra otro mexicano con cara de pocos amigos, igualmente armado.
El parroquiano increpa al visitante:
Oye tú, ¿Cómo te llamas?
El visitante responde en el mismo tono.
Pos, no te digo nada.
Ante la negativa, el parroquiano, con voz más dura, repite:
Oye tú, ¿No me dirás tu nombre?
El visitante contesta, con mirada indiferente:
Ni modo, a lo cual el parroquiano saca su pistola y le efectúa tres disparos que lo dejan tieso. Luego mientras soplaba el humo del caño de su pistola murmura:
Mañana me entero en los periódicos.

Share Button
No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chistes de Animales
El chiste del mono glotón

Pues resulta que es un Tipo entra a un bar con su mono de mascota. Mientras toma su trago, el mono se la pasa saltando de mesa en mesa, por todo el bar. Coge unas aceitunas de la barra y se las come, luego toma unos cacahuetes y se los …

Chistes de Bares
El chiste del hombre dormido

En un restaurante un hombre espera que quede alguna mesa libre. Ve una en la que un hombre cabecea dormitando. – Disculpe camarero, ¿por qué no despierta a ese hombre y le dice que hay gente esperando para comer? – Ya se lo he dicho tres veces y vuelve a …

Chistes de Bares
Las tres cervezas

Entra un hombre en un bar y el camarero educadamente le pregunta: – ¿Qué le sirvo? A lo que el hombre le contesta: – Me sirve… tres cervezas. – ¿tres cervezas? -le pregunta el camarero sorprendido-. – Si, una para mí, otra para ti, y otra para tu puta madre.-le …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies