…Un borracho llega a un condominio, y toca el portero electrónico.
¿Diga? Le responde una señora.
¿Está su marido?
Sí, ¿Por qué?
Disculpe.
Y se va a otro condominio, y vuelve a llamar en los próximos tres condominios.
Llega al cuarto condominio y le hace la misma consulta:
Señora, ¿Está su marido?
Y ella le responde:
¡No, no ha llegado todavía!
Y el borrachito le dice:
Señora, por favor puede bajar y decirme si soy yo.


Share Button
Categorías: Chistes de Borrachos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies