Se encuentran un inglés, un alemán y un español en una cafetería y toman unas copas juntos. De repente el inglés le dice a los otros:

Se encuentran un inglés, un alemán y un español en una cafetería y toman unas copas juntos. De repente el inglés le dice a los otros:

– Oye, ese de ahí de en frente es igualito a Jesucristo.

– Bah, que va a ser Jesucristo.

– Que sí, que sí. Pero si es igualito. La barba, la túnica… – Ese de ahí es Jesucristo seguro!

Se levanta el inglés, se dirige hacia el hombre de la mesa y tanto le insiste que ya el hombre le susurra al inglés:

– Mira, efectivamente soy Jesucristo, pero por favor habla bajito y no digas a nadie porque me vas a formar un escándalo impresionante en la cafetería. Como los demás se enteren verás…

Y el inglés loco de alegría le dice:

– Tengo una lesión en la rodilla que me hice de pequeño haciendo deporte. Por favor, cúrame.

Jesucristo le pone la mano sobre la rodilla y le cura.

Y el inglés se va a su mesa y, claro, se lo cuenta todo al alemán y al español. Se levanta el alemán y va corriendo hasta la mesa de Jesucristo y le dice:

– Oye, que me ha dicho mi amigo que tú eres Jesucristo. Tengo un ojo de cristal, por favor cúrame.

Jesucristo le pone la mano en el ojo y se lo cura.

Entonces el alemán se va a su mesa y se lo cuenta a sus amigos.

Jesucristo empieza a pensar que en breves instantes aparecerá por allí el español queriendo, como todos, que le cure, pero el tiempo pasa y el español no va. Y entonces Jesucristo, ya mosqueado y picado por la curiosidad, se levanta y se va hacia la mesa donde están los tres y poniéndole una mano en el hombro al español le pregunta:

– Oye, ¿tú por qué no…?

Y el español salta de la silla y apartándose violentamente le dice:

– ¡¡¡¡EH, EH, EEEHHHH!!!! ¡¡¡¡SIN TOCAR QUE ESTOY DE BAJA!!!!

Share Button
Chistes de Profesiones
El chiste del peluquero y el Papa

Un tipo estaba cortándose el pelo en una peluquería, días antes de hacer un viaje a Roma. Le mencionó el viaje al peluquero, el cual le dijo: – ¿A Roma… por qué alguien querría ir a Roma?… Siempre está lleno de italianos que apestan. Estás loco si vas a Roma… …

Chistes de Médicos
El chiste de los dos leñadores

Dos leñadores estaban trabaiando cuando, de pronto, uno de ellos, Pablo, se corta un brazo. Rápidamente el otro, Matias, mete en una bolsa de plástico el brazo de Pablo y lo lleva al hospital. Al día siguiente Matias va a ver a Pablo y se lo encuentra jugando al tenis. …

Chistes de Profesiones
Carreteras de España. El chiste del camionero y lo que paso una noche…

De lo que uno se puede encontrar por esas carreteras de Dios… Erase una vez un camionero que llevaba fresas a Francia, iba de noche y no había ni un alma por la carretera, de repente en el límite de la luz de sus faros aparece un tío en medio …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies