Se encontraba una noche el Conde Dracula muy atareado reparando su atad y gritó:

…Se encontraba una noche el Conde Drácula muy atareado reparando su ataúd y gritó:
¡Igor!
Dime señor, contestó Igor.
Pásame el desarmador (destornillador)
En un rato llegó Igor con el encargo y Drácula grita:
Aaayyggh, ¡El de cruz no, estúpido!

Share Button
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún nadie a votado)
Cargando…