…Regresa Juan de la cárcel y comienza a buscar a sus viejos amigos. Después de varias horas regresa a su casa y le comenta a su mamá:
Mami lo más triste que he sabido hoy es que mi amigo Luis murió de novio.
La mamá bien triste comienza a llorar y le dice:
¿Y cómo está su pobre novia?
El le responde:
¡Qué novia, ni novia, si no tenía, es que el pendejo “no vio” el camión que venía, y le pasó por encima!

Share Button
Categorías: Había una vez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies