Algunos perros van al cielo

Esto es un joven que fue a pedirle al cura que hiciera algunas misas y rogara a Dios para que su recién fallecido perrito fuese al Cielo.
El cura, muy molesto, le dice: Deberías saber que los perros no tienen alma y por tanto no pueden ir al Cielo.
El joven: Es que mi perrito era muy bueno, y lo atropelló un coche.
El cura: Mira muchachito, no tengo tiempo para tonterías. ¿Por qué no te vas a ver al puto pastor protestante y le cuentas todo esto a él?
El joven: Vale, pero antes deme su opinión, por favor. ¿Cree que a ese pastor le parecerán suficientes los 20 mil pesos que llevo en la cartera?
El cura: Pero hijo, ¿cómo no me has dicho antes que tu perrito era católico? 

Share Button
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, puntos: 5,00 sobre 5)
Cargando…