El mendigo que pedía en la puerta de una iglesia

Un mendigo se ponía a pedir limosna cada día a la salida de una iglesia con un sombrero.

Un día un señor que asistía a misa lo ve llegar con dos sombreros y entonces se le acerca y le dice:

– ¡Oiga! Quería hacerle una pregunta. ¿Por qué trae hoy los sombreros?
Y éste le contesta:
-Bueno, señor, la verdad es que me ha ido tan bien últimamente, que he decidido abrir una sucursal.

Share Button
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún nadie a votado)
Cargando…