Según estudios recientes: Hacerlo de pie fortalece la columna;

 

boca abajo estimula la circulación de la sangre;

 

boca arriba es más placentero;

 

hacerlo solo es rico, pero egoísta;

 

en grupo puede ser divertido;

 

en el baño es muy digestivo;

 

en el auto puede ser peligroso….

 

Hacerlo con frecuencia

 

desarrolla la imaginación;

 

entre dos, enriquece el conocimiento;

 

de rodillas, resulta doloroso…

 

En fin, sobre la mesa o sobre el escritorio,

 

antes de comer o de sobremesa,

 

sobre la cama o en la hamaca,

 

desnudos o vestidos,

 

sobre el césped o en la alfombra,

 

con música o en silencio,

 

entre sábanas o en el baño

 

hacerlo, siempre es un acto de amor y de enriquecimiento.

 

No importa la edad, ni la raza, ni el credo, ni el sexo, ni la posición económica…

 

… Leer es un placer!!!

Share Button
Categorías: Historias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies