Había una vez una señora algo pasadita de peso y….

Chistes de Matrimonios

Había una vez una señora algo pasadita de peso, va al baño y se queda clavada en la taza y grita desesperadamente:
-¡Vieeejo, ayúdame desgraciado, por dejar siempre levantada la tapa ahora me atoré. ayúdame maldito!
El marido llega y

el ve el asunto y no se puede aguantar la risa, a lo que la esposa responde:
-No te rias desgraciado, hay! ayúdame.-El esposo llama a un plomero y ella le dice:
-Ya ves degraciado, por tu flojera ahora el plomero va a ver mi desnudez, haber pásame esa texana (un sombrero vaquero)- La esposa se lo pone en sus partes nobles y en eso llega el plomero y el esposo le dice:
-Que piensa señor plomero, va a poder resolver el problemita?- El plomero se razca la cabeza y dice:
-Pues a la gorda si la saco de la taza, pero yo creo que le vaquero ya chingó a su madre…

Share Button
Chistes de Matrimonios
Llega la mujer de las rebajas…

Llega la mujer de las rebajas y le dice a su esposo, que está leyendo el periódico: -Mira, mi amor, ¿no crees que con este vestido me veo veinte años más joven? Y el esposo la mira y le dice: -¿Y por qué no te compras dos vertidos más?

Chistes de Matrimonios
El chiste del regalo de aniversario

El famoso chiste de matrimonios, del regalo de aniversario del esposo… y de la malvada mujer desagradecida

Chistes de Matrimonios
El champú engorda

Este es el chiste de un señor que le dice a su mujer: – ¡Ya sé porqué estoy engordando, es el champú!. – ¿Estás seguro?. – Sí, tío, hoy he leído la etiqueta y dice “para dar cuerpo y volumen”. Desde hoy empiezo a bañarme con lavavajillas. -Pero… ¿Qué dices?. …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies