Un gitano que estaba parado y decide llevarse las naranjas amargas de los árboles de su calle …

Un gitano que estaba parado y decide llevarse las naranjas amargas de los árboles de su calle y las vende como si fuesen “guachis”.

Así cada día las vendía en un sitio distinto no fuese que lo “calaran”, un día va a la Macarena, otro a Nervión, a Triana etc.

Un día mientras pregonaba las naranjas se le acercan un padre y su hijo y le pregunta el padre: ¿Están buenas las naranjas?

El gitano no se corta un pelo y le contesta: “Están durses como e larmiba”

El padre: “Pues dale un gajito al niño pa que las pruebe”

El niño se mete el gajo en la boca, lo mastica, se le pone la cara arrugaita, se le caen dos lagrimones como dos ollas exprés y le dice (el niño) al gitano: ” ¡¡¡Me cago en tó tu puta madre!!!”

El gitano le dice al padre: “¿Es delicaillo er niño, no?”

Y el padre alucinando contesta: “Delicado no, era mudo”

Chiste remitido por Rafa Agramunt Catala

Share Button
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, puntos: 3,00 sobre 5)
Cargando…