…Estaba un señor en un restauran y le dice al mesero:
¡Mesero! Quiero que me traiga un huevo bien duro.
A los diez minutos llega el mesero y le dice:
Aquí esta señor, que lo disfrute.
El señor toma el huevo y lo golpea, el huevo al recibir el golpe se rompe, y el señor, muy enojado le grita al mesero:
¡Mesero, este huevo está blando!
A lo que el mesero grita:
¡Huevo! ¡Cállate!

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies