Eran dos maridos engañados, compadres entre ellos. Cada uno sabia lo de su compadre pero no lo suyo. Ambos querian infor…

…Eran dos maridos engañados, compadres entre ellos. Cada uno sabía lo de su compadre pero no lo suyo. Ambos querían informar al otro de su mal, pero la tarea era muy delicada y difícil. A uno de ellos se le ocurrió una forma sutil de hacerlo; se fue a un matadero y consiguió una cantidad considerable de cuernos, llenó una bolsa, se fue a casa de su compadre y la derramó frente a la puerta. El hombre de la casa salió y le dijo:
Hola compadre, veo que acaba de recortarse.

Share Button
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, puntos: 5,00 sobre 5)
Cargando…