Era una señora tan chiquita, pero tan chiquita, que para pararse en el piso tenia que subirse en un banco.

…Era una señora tan chiquita, pero tan chiquita, que para pararse en el piso tenía que subirse en un banco.

Share Button
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún nadie a votado)
Cargando…