Era una familia en la que el papa era muy tacaño y ya su televisión era muy vieja, y le piden al papa que les compre una…

…Era una familia en la que el papá era muy tacaño y ya su televisión era muy vieja, y le piden al papá que les compre una televisión nueva y dice el papá:
¿Para qué quieren una nueva, si ésta se ve bien?
No papá, ya se desajusta, se oscurece, se le ven rayas.
Bueno, vamos a la tienda y si me convencen se las compro.
Llegan a la tienda y empiezan a ver las televisiones.
Mira papá, esta televisión es a colores y más grande que la que tenemos. En eso se acerca un vendedor y les pregunta:
¿Los puedo servir en algo?
Y contesta la familia:
Queremos comprar un televisor.
Esta televisión es a control remoto, y pregunta el papá:
¿Y eso qué es?
Mire señor, ve éste aparatito, sin que usted se tenga que levantar puede subir el volumen, puede cambiar los canales y prende la televisión y empieza a cambiar los canales y el papá se queda impresionado, pero como no quería gastar en una televisión dice:
No señor, no compro esta televisión porque es para flojos.
Y le pregunta el vendedor y su familia:
¿Cómo para flojos?
Sí señor, yo no soy tan flojo como para no decirle a mi familia:
Hija cámbiale al 7, vieja pásale al 13 y como yo no quiero que mi familia sea floja, no la compro.

Share Button
No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chistes de Tacaños
Un hombre va al mercado y pide 10 céntimos en queso.

Un hombre va al mercado y pide 10 céntimos en queso. Este chiste se ha visto: 2

Chistes de Tacaños
Un mendigo se acerca a un anciano en la playa con la mano extendida

… Un mendigo se acerca a un anciano en la playa con la mano extendida. —Por favor —suplica—, llevo 24 horas sin comer. A lo que contesta el viejete: —¡Hombre! Pues ya te puedes bañar. Este chiste se ha visto: 4

Chistes de Tacaños
Habia una vez un tipo tan tacaño, que estaba soñando que se estaba tomando un cafe y se despertó para no pagarlo.

…Había una vez un tipo tan tacaño, que estaba soñando que se estaba tomando un café y se despertó para no pagarlo. Este chiste se ha visto: 1

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies