Era un hombre, tan, pero tan petizo, que pasó por enfrente de una pasteleria, se le hizo agua la boca, y se ahogó.

…Era un hombre, tan, pero tan petizo, que pasó por enfrente de una pastelería, se le hizo agua la boca, y se ahogó.

Share Button
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún nadie a votado)
Cargando…