…Entra un borracho a una cafetería y pide el plato del día. Se sienta a comer y ya terminando, sólo le falta comerse una aceituna que por estar con tanto aceite, el borracho no la podía coger con el tenedor. Y la aceituna rueda para aquí, y rueda para allá. Dice el borracho:
¡Mesero! ¡mesero!, llevo media hora tratando de coger esta aceituna, y no puedo.
El mesero muy atento coge el tenedor y pincha la aceituna rápido y fácil. Y dice el borracho:
¡Así cualquiera, si ya yo la tenía cansá!

Share Button
Categorías: Chistes de Borrachos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies