Entonces, la princesa recogió al sapo, lo llevó a su cama, le dió un beso, y oh maravilla, el horrible sapo se convirtió…

…Entonces, la princesa recogió al sapo, lo llevó a su cama, le dió un beso, y oh maravilla, el horrible sapo se convirtió de repente en un hermoso príncipe.
Abuelita, interrumpe la niña, y los papás de la princesa, ¿Se tragaron el cuento?

Share Button
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún nadie a votado)
Cargando…