En una calle hubo un accidente muy feo, y un sacerdote quiso saber que pasaba. Entonces, le dice al policia:

…En una calle hubo un accidente muy feo, y un sacerdote quiso saber qué pasaba. Entonces, le dice al policía:
Por favor, déjeme pasar.
No se puede pasar, le contestó el policía.
Entonces, el sacerdote le dice:
Soy pariente del accidentado.
¡Y el accidentado era un burro!

Share Button
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún nadie a votado)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *