…En un mercado un tocinero gritaba:
¡Chicharrones de huyaba! ¡Chicharrones de huyaba!
Y una señora que pasaba por ahí le preguntó cómo sabían los chicharrones de huyaba, así que decidió comprar y le dice al tocinero:
¿Me da un cuarto?
El tocinero le responde:
Sí, cómo no.
La señora probó un pedazo y se regresó de inmediato a reclamarle al tocinero:
¡Esto no sabe a huyaba!
Y le responde el tocinero:
No sea tonta, huyaba se llamaba la marrana.

Share Button
Categorías: Chistes de Vendedores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies