El otro día fui a un edificio público a presentar una documentación…

Chistes de Ancianos

El otro día fui a un edificio público a presentar una documentación, sin tardar en la gestión ni cinco minutos.

Cuando salí, un policía local estaba poniendo una multa por estacionamiento prohibido. Rápidamente me acerqué a él y le dije:

-¡Vaya hombre, no he tardado ni cinco minutos…!
Dios le recompensaría si hiciera un pequeño gesto para con un jubilado…

Me ignoró olímpicamente y continuó rellenando la nota de la infracción.

La verdad es que me pasé un poco y le dije que no tenía vergüenza.

Me miró fríamente y empezó a llenar otra nota alegando que, además, el vehículo no tenía la pegatina de la ITV. Entonces levanté la voz para decirle que me había percatado de que estaba tratando con un cabrón, que le habían dejado entrar en la Policía porque no servía para otra cosa…

Él acabó con la segunda denuncia, la colocó debajo del limpiaparabrisas, y empezó con una tercera. No me achiqué y estuve así durante unos 20 minutos llamándole de todo, desde “sieso gilipollas”, hasta hijo de p…… Él, a cada insulto, respondía con una nueva nota de infracción. Con cada papel que rellenaba se le dibujaba un sonrisa que reflejaba la satisfacción de la venganza…

Después de la enésima denuncia… le dije: Lo tengo que dejar, porque…

¡Ahí viene mi autobús!

Tenías que haber visto la cara de gilipollas que se le puso al municipal.

Desde mi jubilación, ensayo cada día cómo divertirme un poco.

Es importante hacer algo a mi edad, para no aburrirme.

Share Button
No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chistes de Ancianos
La maravillosa vida de un jubilado

El día que me Jubilé, me sentí el hombre más feliz del mundo, por fin podría vivir sin madrugar. Pero mi mujer pensaba otra cosa y ya el primer día, subió la persiana a las 8. – Arriba que tengo que hacer la cama. !!Coño!!, las 8 y ya tenía …

Chistes de Ancianos
Esos novios

Pues resulta que Pede, de 92 años, y Consuelo, de 87 deciden al fin casarse. se van a dar un paseo en eso pasan por una farmacia muy grande.. Entran y Pepe le pregunta al farmacéutico: -¿Usted es el propietario de la farmacia? -En efecto-responde el farmacéutico. -Y ¿tienen medicamentos …

Chistes de Ancianos
Visita conyugal o vis a vis

El afamado chiste de la viejecita y la visita conyugal.. o vis a vis Este chiste se ha visto: 9

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies