…Donde quiera que una señora fuera de paseo con su pequeño hijo escuchaba:
¡Oh!, que niño tan feo! ¡Pero, oh, qué niño tan feo!
Sin embargo, abrumada por dicha exclamación que la gente hacía frente a su pequeño, sin conocer el significado de la palabra FEO, buscó intrigada dicho significado en el diccionario. Su sorpresa fue enorme cuando lo único que encontró como definición a la palabra FEO fuera, lamentablemente, la fotografía de su pequeño hijo.

Share Button
Categorías: Chistes de Bebés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies