Cuando Juan recibió su sueldo, en dinero efectivo, como siempre lo hacia el primer dia de cada mes, contó cuidadosamente…

…Cuando Juan recibió su sueldo, en dinero efectivo, como siempre lo hacía el primer día de cada mes, contó cuidadosamente los billetes, uno a uno, agudizando sus ojos y untando el dedo con saliva para despegar con fuerza los billetes.
Se sorprendió al percatarse que le habían dado 100 dólares más de lo que correspondía. Miró al contador de reojo para asegurarse que no lo había notado, rápidamente firmó el recibo, se guardó el dinero dentro del bolsillo y salió del sitio con la mayor rapidez y discreción posibles, aguantándose, con esfuerzo, las ganas de saltar de la dicha.
Todo quedó así.
El primer día del mes siguiente hizo la fila y extendió la mano para recibir el pago.
La rutina se repitió y al contar los billetes, notó que faltaban 100 dólares.
Alzó la cabeza y clavó su mirada y muy serio le dijo al cajero:
– Señor, disculpe, faltan 100 dólares.
El cajero respondió:
– ¿Recuerda que el mes pasado le dimos 100 dólares más y usted no dijo nada?
– Sí, claro -contestó Juan con seguridad-, es que uno perdona un error, pero dos ya son demasiados.

Share Button
Chistes de Profesiones
El chiste del peluquero y el Papa

Un tipo estaba cortándose el pelo en una peluquería, días antes de hacer un viaje a Roma. Le mencionó el viaje al peluquero, el cual le dijo: – ¿A Roma… por qué alguien querría ir a Roma?… Siempre está lleno de italianos que apestan. Estás loco si vas a Roma… …

Chistes de Médicos
El chiste de los dos leñadores

Dos leñadores estaban trabaiando cuando, de pronto, uno de ellos, Pablo, se corta un brazo. Rápidamente el otro, Matias, mete en una bolsa de plástico el brazo de Pablo y lo lleva al hospital. Al día siguiente Matias va a ver a Pablo y se lo encuentra jugando al tenis. …

Chistes de Profesiones
Carreteras de España. El chiste del camionero y lo que paso una noche…

De lo que uno se puede encontrar por esas carreteras de Dios… Erase una vez un camionero que llevaba fresas a Francia, iba de noche y no había ni un alma por la carretera, de repente en el límite de la luz de sus faros aparece un tío en medio …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies