Ring, ring…

…Ring, ring… – ¡Hola! – Buenos días, ¿puedo hablar con Miguel? – No creo, solo tiene dos meses. – Bueno, no importa, esperare…