Chistes D

Miles de chistes de todo tipo. Todos los días nuevos chistes. Chistes de Lepe, de politica, feministas y machistas, chistes para mayores y niños

La golondrina y la mierda

marzo 30th, 2011

La golondrina y la mierdaHabía una vez una golondrina que empezo a emigrar demasiado tarde en invierno, y se estaba congelando mientras volaba. Al final cayó a tierra, y ella creía estar ya acabada… pero entonces se le acerco una vaca que le
solto una plasta encima. Bueno, la caca estaba bien calentita, así que la golondrina se encontró mucho mejor y empezó a piar de satisfacción. Pero un gato oyó a la golondrina , la saco de la plasta, la limpio, y se la comió.
Esta historia tiene tres moralejas :
1) No todo el mundo que se te caga encima es tu enemigo.
2) No todo el mundo que te saca de un montón de mierda es tu amigo.
3) Si eres feliz y estas calentito dentro de tu montón de mierda, cállate.

Antropólogo en una tribu africana…

marzo 26th, 2011

oveja negraUn antropólogo está realizando unos estudios en una tribu africana, y es requerido por el jefe de la tribu que le dice muy enfadado:
– Venir aquí antropólogo. Haber nacido niño blanco en tribu.
El antropólogo intenta quitarse el muerto de encima y le responde, señalando a un rebaño de ovejas:
– Mire jefe, en genética todo es posible. Mire ese rebaño de ovejas blancas, verá usted que entre ellas ha nacido una oveja negra…
El jefe ‘aborronado’ le dice:
– Tú oír, antropólogo. Yo no decir nada de niño blanco. Tú no decir nada de oveja negra

El gorila y el explorador

marzo 23rd, 2011

…Se encuentran dos fornidos exploradores que hacía mucho tiempo que no se veían.Saludo Gorila
-Te noto decaído, ¿cansado por tu última expedición por el Congo?
-Bueno, algo cansado, fue …
-Os atacó alguna tribu, los gorilas?
-Bueno..es que tuve un encuentro con un gorila…
-Vaya, debe de ser tremendo que te agarre un enorme espalda plateada, con esa fuerza…
-Bueno…son muy fuertes, tanto que no pude resistirme… y me violó…
-Comooo?? Eso es terrible, debes de sentirte faltal!!
-Sí, estoy hecho polvo … yo aquí, el allí … no me llama…no me escribe…

Ricardo recibió un loro por su cumpleaños ya era un loro adulto, con una muy mala actitud y vocabulario. Cada palabra q…

febrero 2nd, 2011

…Ricardo recibió un loro por su cumpleaños; ya era un loro adulto, con una muy mala actitud y vocabulario. Cada palabra que decía estaba adornada por alguna palabrota, así como siempre de muy mal genio.
Ricardo trató desde el primer día de corregir la actitud del loro, diciéndole palabras bondadosas y con mucha educación, le ponía música suave y siempre lo trataba con mucho cariño.
Llegó un día en que Ricardo perdió la paciencia y gritó al loro, el cual se puso más grosero aún, hasta que en un momento de desesperación, Ricardo puso al loro en el congelador.
Por un par de minutos aún pudo escuchar los gritos del loro y el revuelo que causaba en el compartimiento, hasta que de pronto todo fue silencio.
Luego de un rato, Ricardo arrepentido y temeroso de haber matado al loro, rápidamente abrió la puerta del congelador. El loro salió y con mucha calma dio un paso al hombro de Ricardo y dijo:
Siento mucho haberte ofendido con mi lenguaje y actitud, te pido me disculpes y te prometo que en el futuro vigilaré mucho mi comportamiento.
Ricardo estaba muy sorprendido del tremendo cambio en la actitud del loro y estaba a punto de preguntarle qué es lo que lo había hecho cambiar de esa manera, cuando el loro continuó:
Te puedo preguntar, ¿Qué fue lo que hizo el pollo?

Era una vez un señor llamado Pedro que queria una mascota, asi que decidió ir a la tienda de mascotas que quedaba a dos …

febrero 2nd, 2011

…Era una vez un señor llamado Pedro que quería una mascota, así que decidió ir a la tienda de mascotas que quedaba a dos cuadras, llegó y le pidió al vendedor una mascota extraña y este le entregó una caja muy grande, y Pedro le pregunta:
¿Qué es eso?
Y el vendedor le dice:
Un ciempiés.
Y Pedro sorprendido le dice:
¿Qué tanto sabe hacer?
Y el vendedor le explica que sabe barrer e ir a la tienda en pocos minutos. El vendedor lo convenció y se lo compró.
Pedro llegó a su casa y abrió la caja y le ordenó limpiar y lo hizo en poco tiempo. Después Pedro se acordó que ya no tenía pan y leche y mandó al ciempiés a la tienda.
Pasaron 5 minutos, 10 minutos, 1 hora, 2 horas, 3 horas y nada…
Y Pedro dijo:
Pues mi ciempiés ya se tardó, voy a ver si ya viene, abre la puerta y vio allí el ciempiés y Pedro le pregunta:
¿Qué haces aquí?
Y el ciempiés le responde:
Poniéndome los zapatos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies