El chiste de las confesiones

– Padre me confieso que el otro día me acosté con una jovencita de 15 años…
– Bueno hijo, tampoco es para tanto. Ya lo dicen las Escrituras: “Hay que enseñar al que no sabe”.
– Si padre pero después encontré una señora de 65, que estaba de muy buen ver, y no me negué a su proposición…
Jesucristo dijo:
“Dad de comer al hambriento”.
– Ya padre, pero lo más grave es que ayer vi a un moro agachado, con el culíto todo redondito, y no me pude reprimir…
– Vaya hijo! eso ya es mas complicado… ¿pero sabes que te digo? Al que no crea en Dios que le den por culo.

Share Button
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, puntos: 5,00 sobre 5)
Cargando…