El chiste de las confesiones

Chistes Religiosos

– Padre me confieso que el otro día me acosté con una jovencita de 15 años…
– Bueno hijo, tampoco es para tanto. Ya lo dicen las Escrituras: “Hay que enseñar al que no sabe”.
– Si padre pero después encontré una señora de 65, que estaba de muy buen ver, y no me negué a su proposición…
Jesucristo dijo:
“Dad de comer al hambriento”.
– Ya padre, pero lo más grave es que ayer vi a un moro agachado, con el culíto todo redondito, y no me pude reprimir…
– Vaya hijo! eso ya es mas complicado… ¿pero sabes que te digo? Al que no crea en Dios que le den por culo.

Share Button
No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chistes Religiosos
El chiste de la monja que entra a un pub-bar

Una monja, necesitaba de usar un sanitario, entra en un pub-bar. Cuando los clientes vieron a la monja, el salón quedó en un silencio congelante. La monja se dirige al cantinero y pregunta: “Podría utilizar su baño?” El cantinero le responde: “O.K. Pero deseo advertirle que allí hay una estatua …

Chistes Religiosos
Jesucristo haciendo milagros

Están un inglés, un alemán y un español en una cafetería tomando unas cañas juntos. De repente el inglés les dice a los otros: – “Oye, ese de ahí enfrente es igualito que Jesucristo.” – “Bah -dicen los otros-, qué va.” – “Que sí, que sí. Pero si es igualito. …

Chistes Religiosos
El chiste de los contratos de la Iglesia

Llegan representantes del Kentucky Fried Chicken al Vaticano para entrevistarse con el Papa y le dicen: “Le ofrecemos diez mil millones de dólares si firma un contrato para cambiar el Padre Nuestro para que en lugar de decir “…danos hoy el pan nuestro cada día…”, diga: “…danos hoy el pollo …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies