Pues este es el chiste de un matrimonio que iba por la calle y se encuentran con un amigo que se dirige al marido:
– Hola, Luis. ¿Qué tal estás?
– Mal, Pedro, tengo SIDA. Si. Fatal chico. Ya terminal. El médico me ha dado tres meses de vida.

El amigo se despide rápidamente y se va todo acongojado.

La mujer le recrimina al marido:
– Pero, Luis. ¿Cómo le dices a la gente que tienes SIDA, si lo que tienes en realidad es un cáncer de pulmón?

– Yo me voy a morir, pero… CONTIGO NO SE ACUESTA NI DIOS !!!

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies